¿Por qué?

  • max_msp
En una era donde existen miles de sintetizadores, efectos (tanto gratuitos como no), aplicaciones para directo, ¿que sentido tiene crear tu propias aplicaciones?. Sí, lo entiendo, es un poco frikie, pero llega un momento en que crear un entorno para directo completamente personalizado empieza a ser realmente una necesidad y opción mucho más interesante que utlizar un software como Ableton Live que aunque se creó pensando en la música (sobretodo electrónica) en directo, para mí tiene ciertas limitaciones y carencias cuando hablamos de proyectos más experimentales. Cierto es que Ableton entendió la riqueza que es generar tus propias aplicaciones y inteligentemente desarrolló Max for Live, es decir incorporó la posibilidad de integrar MAX dentro de Live. Pero no solo sirve para crear sets de directo sino la posibilidad de crear delays personalizados, filtros, secuenciadores, etc y además la posibilidad de crear tus propios objetos a través del lenguaje de programación C, lo que lo convierte en una opción muy abierta para los compositores y músicos con conocimientos de programación.

 

¿Para qué?

¿Para qué? viene muy unido al por qué, de hecho me cuesta mucho separar las dos preguntas, por lo que me gustaría realmente extender el ¿por qué? con casos más concretos del ¿para qué lo uso?. En mi caso que me gusta trabajar con la aletoriedad Max me ha permitido desarrollar generadores de sonido muy dinámicos que de manera aleatoria mueve tanto las formas de onda, filtros, envolventes, creando unas texturas muy complejas y dinámicas. También he trabajado en multidelays cuyas repeticiones son capaces de cambiar su altura tonal, filtro, incluso añadir modulación en anillo en uno, dos o todos sus delays.

  • Resonator
Este tipo de efectos y otras muchas posibilidades son las que hicieron que me adentrara seriamente en Max y aunque para alcanzar cierto nivel hay que entender y trabajar con el seriamente, desde el primer día se pueden ya generar aplicaciones muy sencillas. Su curva de aprendizaje puede parecer compleja, pero su sistema de ayuda con ejemplos que te permiten ver como están construidos y unos tutoriales muy completos te permitirán habituarte rápido si entiendes que el mayor obstáculo es uno mismo y el miedo a enfrentarse a este tipo de sistemas. A esto hay que añadir una comunidad de usuarios tanto en el foro de la web oficial como en el grupo facebook donde la gente siempre está dispuesta resolver las dudas.

Por último me gustaría añadir que el hecho de generar tus propias aplicaciones ayuda a profundizar en la teoría y el funcionamiento de un sintetizador, filtro, compresor, fft, etc, por lo que se convierte también en un sistema completamente didáctico cuyo conocimiento adquirido puedes extrapolar a otros softwares.

 

Se podría decir que realmente Max no se convierte en un capricho sino una herramienta que potencia tus habilidades creativas, amplia tus posibilidades de interacción con la música en vivo y elimina la limitación de usar software que no termina de ajustarse a tus necesidades según el tipo de proyecto.